Con estas letras que te escribo quiero acariciarte. Esta es mi estrategia para desahogar el deseo. Para alcanzar un orgasmo literario.
Fijate bien pues esto que vez ya no son letras, son mis manos que acarician con ternura tu cabello, se deslizan poco a poco por tus hombros y son atraidas bruscamente por el iman de tus piernas. Mis labios como estos puntos suspensivos:::::::::::::::::::::: rozan, prueban y humedecen cada centimetro cuadrado de tu piel morena, empiezo por tus labios y continuo por el camino que me marcan tus espasmos, Queriendo explorar más al sur me aventuro lentamente; tus poros timidos se contraen, tus manos sudan, tiemblan y contagiadas ya de deseo se entregan a las caricias (es aquí donde tus dedos tocan este texto como si quisieran leerlo en braille; es aquí donde tus manos me despeinan y mis uñas te desgarran).
Te siento húmedo, cálido y deseoso de quitar a un lado toda esta multitud de letras y dejarlas caer como prendas al suelo para hacer espacio suficiente que nos permitan hacer maniobras dignas de amantes experimentados. Pero espera; antes de que lo hagas dejame decirte que; este es el lugar donde de hoy en adelante volveras puntual después de haberte extraviado en la rutina o en la superficialidad de otros amores. Aquí me encontraras siempre dispuesta a complacerte con mis letras y es que aquí ninguna evasiva te sirve porque al leer estas palabras sin que lo puedas evitar, por más que bajes la voz vibraran tus labios y ese sonido te recorrera la piel, por eso estoy segura de que volveras para adquirir ese transfondo que te hace falta, esa profundidad que no encuentras en el mundo, esa brújula sin la cual los meses naufragan sin rumbo.
No escribo esto solo para encender la pasión; porque no solo es tu sexo, ni el iman de tus labios desbordados, no solo es tu vientre que termina en un oasis oculto, son tambien las ganas de expresarme y que me sientas y esta es mi estrategia para que las vocales vuelen como la brisa del mar que humedece tus labios. No solo es tu cuerpo el que me inspira ni me conformo con ser solo tu amante obscena que te imagina desnudo; porque tambien puedo ser mucho más que solo eso, puedo ser lo que necesites...... lo que tu quieras que sea.
Pero mientras te decides. Hagamos el amor.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Ardiente en tu cuerpo


¡ Me Bésas! Despacio, suave 
siento tu cuerpo sabiamente enredado al mio
 me saborees que me vuelvas loca
Quiero derramarme muy suave en tu boca.

Me lleves por tus caminos donde  mi apasionada piel encuentra motivos.
 me sofoquas
 me enciendes
perfumas mi sexo con dulces sabores.

tu lengua desaforada, pervertida
Inventa un decálogo de pasiones.
me aprietes contra tu vientre ardiente

y tu falo incandescente no me deja respirar.
 

 abrazas mi espalda
derramas tu esencia una y otra vez...
y el temblor de nuestros cuerpos
Se vuelve dulce aroma donde ardemos prisioneros
Y no podemos alejarnos de él.

te siento tan profundo en mi cuerpo
Que penetras mis sentidos
Que tu piel me calcina
en  tu boca 
me llevas prendida
Como loba en celo .
 

tu cuerpo, tu viril figura
Se acopla a la mia se funde en mi piel.
Jadeos, gemidos se escuchan
Cuando mi lugar lujurioso es sabiamente encendido.


Quiero que me hagas todo lo que pienses!
Que me pierdas el respeto
Que no guardes nada.
Quiero que te sientas
El hombre mas ardiente 
El hombre mas excitante 
El más desenfrenado y loco.
Porque eres el hombre 
Que sabiamente sabe hacerlo...

3 comentarios:

Gabriel dijo...

El conocimiento en el amor viene de una incesante y constante búsqueda en el cuerpo del ser amado; una exploración que rinde frutos en cada nuevo y furtivo reencuentro.
Excitantes recuerdos, sensuales palabras de amor, siempre justas y precisas.

Un beso

Anónimo dijo...

me encantás como escribis!
pero más porque sos mi amor
mi bb
mi bella pasión
hermosa como solo vos
ardiendo
quemándonos
juntos!

Pasional dijo...

Justas y presisas como cada momento vivido junto a el
gracias Gabriel bsos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...